RSS

Archivo de la etiqueta: vida

Noches malas y otras historias (I)

Dicen que si uno tiene una preocupación o una actividad importante es normal que pase malas noches cuando está en medio de las emociones de preparativos o si es el día previo al evento.

Eso es parte de la experiencia, a pesar de que no ayuda mucho a estar descansado y despejado para vivir el momento y tomar desiciones importantes.

Una de esas noches (y en parte día) que recuerdo, fue el que me fui definitivamente de mi casa de infancia por un largo periodo…periodo que la verdad no terminó y en ese momento no lo acepté ni lo pensé.

Lo importante era que me iba. Me iba a estudiar, a la Universidad, lejos de casa. Y trás de todo, iba a vivir “sola”  en unas residencias estudiantiles que prometían ser toda una experiencia.

Ese fue un domingo soleadísimo de verano costarricense hace 9 años (un poco más), y partía como a las 10 am con una comitiva conformada con mi en ese entonces novio, sus dos hermanas (una estudiaba y vivía en el mismo lugar) y mi suegro que no me veía con muy buenos ojos pero que se compadeció de que tuviera que dejar el hogar en buses y bien sola. De hecho ya tenía el tiquete comprado para ese día y lo único que recuerdo era que costaba 1700 colones…ahora cuesta 1000 colones más dependiendo de la hora :-/ .

En mi casa me despidieron mi mamá, mi abuela, mi hermano y mi primo Mauri que andaba escapado y en esos momentos andaba por ahí de los 4 añitos apenas.

Recuerdo que el viaje no fue largo ni incómodo. Más incómodo fue acompañarlos a almorzar donde su abuela que nunca había visto y llegar como la más extraña, pero no hallaron como dejarme sola en las residencias desde el medio día. Claro, tiempo después descubrí que antes del día de entrada a clases, el domingo era pura desolación hasta que a partir del anochecer las más desafortunadas fueran llegando con sus cositas porque entraban lunes a alguna clase en la mañana.

En ese entonces, el día “libre” de muchos era el miércoles…tiempo después eso cambió a lunes.

También recuerdo que el camino desde San José a Cartago se me hizo lento y apesadumbrado… 3 KM eternos desde el letrero que decía Instituto Tecnológico de Costa Rica en la interesección para Cartago.

El previo antes de acostarme no lo recuerdo muy bien. Nadie llegó esa noche así que tuve que elegir alguna de las camas sin dueño y poner algunas sábanas para dormir. Saqué la lámpara de toda mi vida y una fotografía para darle un poco de color a ese cuarto que en ese momento se me hacía grandísimo.

La noche fue malísima. Pasé despertándome, unas veces por el ruido que escuchaba desde el pasillo que se me hizo infernal (y que resultó ser de lo más común hasta pasadas la media noche) de chicas saludándose efusivamente y conversaciones sin fin…y otras veces por el frío que no me dejaba conciliar el sueño. Frío común en Cartago, al que no estaba acostumbrada y para el cual llevé una cobija que no era muy apropiada.

Esa fue una de las primeras malas noches…en ocasiones me recuerdo y me doy pena de mi misma.

Anuncios
 
2 comentarios

Publicado por en 27 febrero 2012 en Uncategorized

 

Etiquetas: , ,

Los gatos y los rascadores ~

Cuando se va a adoptar un gatito, uno de los implementos primarios que se debe comprar es un rascador. Por naturaleza, los gatos necesitan rascar para afilarse las uñas, así que antes de que lo hagan en los muebles o en los pantalones para ir a trabajar, es mejor enseñarlos desde pequeñitos a usar uno de estos utensilios.

Además de descargar su naturaleza de rascar, estos en ocasiones les permiten hacer un poco de ejercico (tan importante en un gato casero) y estimular sus instintos de cazadores y juego.

Tampoco es que nos libramos de que rasquen los sillones o cuanta tela agradable a su tacto encuentren. Siempre es posible sorprenderlos rascando algo si les gusta el objeto…pero bueno, al menos se reduce en gran medida el impacto…y como que ellos entienden que con el rascador si se pueden desquitar 100%.

El primer rascador de mi gato es como el de esta fotografía, pero sin la base de peluche. Tenía un mecatico que permitía que uno lo guindara en un clavito o desde el llavín de una puerta y así pudiera rascarse apoyándose contra una pared en posición vertical, pero nunca le gustó usarlo así.

Entonces ya pasaron casi tres años de usarlo puesto en el suelo y le sirvió bastante bien…aunque ya está horrible (luego actualizo con foto del estado actual del pobre rascador).

Así era/es el primer rascador de Merlín

Cualquier humano de un gato sabe que son completamente animales de costumbres. Cualquier juguete u objeto novedoso puede que les guste, puede que no. Así que cambiar de rascador era todo un reto.

Que belleza *-*

Ya quería comprarle uno nuevo y siempre soñé con comprarle de esos rascadores que parecen un parque de juegos para gatos *-* …pero son extremadamente caros y aunque deben ser sencillos de hacer en casa pues la pereza me ganó.Por ahora al fin encontré uno que se adecuaba a lo que quería gastar y que además se veia bien…apenas como para incursionar en un rascador más diferente. 

Es sencillo, de los que tienen una base para rascar, un palo que lleva a una segunda base y en la cual se pueden hechar a dormir, a vigilar…todo lo que un gato ama.

Desde la segunda base tenía dos bolitas (pero una ya sucumbió ante la ira de mi gato) que les permiten jugar  y que además traían Catnip en su interior, lo cuál lo hace aún más apetecible para el gatito. Además, ambas bases son de una tela dura (como la de algunos forros de sillones) que ellos adoran, y el palo que une ambas bases tiene la mitad de ese material y la otra mitad del mecate fibroso del que están hecho la mayoría de rascadores.

Aceptación:  los primeros dos días ignoró olimpicamente el nuevo objeto colocado en uno de sus lugares favoritos. Lo olfateaba, se paseaba lejos y lo observaba por aquello que fuera una trampa en medio de su ambiente natural.

Pero luego ya noté que accedió que era para él y naturalmente comenzó a rascarlo (no sabré nunca si porque entendió las señas que le hice con sus propias patas o porque el material le gusta…da igual).

Merlín disfrutando su rascador

No ha pasado ni una semana y ya el segundo piso es un o de sus sitios favoritos para dormir (por ahora). Además lo rasca más frecuentemente que a su rascador viejito, que aún conservo para no quitarle una de sus cosas favoritas así de golpe….luego lo botaré cuando esté más feo de lo que ya está.

En resumen…si tienen un gato, un rascador es un éxito! tanto por lo que se divierten como por los beneficios de rascar, sobre todo si el gato pasa encerrado en casa la mayor parte del tiempo. Eso sí, a tener paciencia, que ellos no correrán y abrazarán el rascador…tiempo al tiempo.

 

 

 

 

 

 

—————————————————————-

Gracias por visitar el blog.

Nos trasladamos al nuevo sitio Postre para Uno para más actualizaciones!

 
1 comentario

Publicado por en 19 enero 2012 en Gatos

 

Etiquetas: , , ,

Que no se pierda la gente ~

Algo que me encantó del año pasado es que volví a reunirme con gente que tenía largo tiempo de no ver y que siempre guardo en mi corazón.

En especial M & A, a las cuales hace rato no veía y que, seriamente, me han hecho demasiada falta.

Para mi era increíble que luego de casi 5 años no las hubiera visto, pero lo que más me encantó fue que esa tarde de café sucedió como si no hubiera pasado el tiempo y como si nos hubieramos visto tan sólo ayer.

Claro, muchas cosas habían cambiado y muchas historias resultaron. Ya no eramos las mismas pero a la vez guardabamos esa confianza que nos había líado en una burbuja de confesiones y recuerdos. Ya no eran madrugadas tratando de salvar al mundo y compartiendo pensamientos. Ahora eran personas con más camino recorrido, tratando de salvar su mundo.

Cada vez que lo pienso, me determino a que no pasen 5 años más. Eso no puede suceder. Al final la rutina nos envuelve tanto que se nos olvida lo que sí es importante, y la gente que debe estar cerca de nosotros.

Más cuando luego de 5 años, es como si fuera ayer…

 

 
Comentarios desactivados en Que no se pierda la gente ~

Publicado por en 12 enero 2012 en Uncategorized

 

Etiquetas: , ,

~ Y acá mando YO !

Imagen del 30-11-2009 -  Dibujo de Alberto Montt

Intolerancia - Dibujo de Alberto Montt

Uno de los peores males, y yo le diría la fuente de todos los males (sino de la mayoría) de la actual sociedad.
Nacemos y somos unos egoístas que lo queremos todo a nuestro modo, todo para nosotros. Antes las familias insistían en el hecho de que los hijos compartieran con familiares y hermanos mientras iban creciendo, ahora hay que comprarle un iPod y un Nintendo DS a cada uno de los chiquillos que sino se arma la guerra en la casa.
Si hacen un paseo lo importante no es disfrutarlo sino restregárselo por la cara a los demás. Si algo es distinto a lo que conocemos mientras somos niños, se nos perdona y se nos va inculcando ese miedo engendrado a lo desconocido. Ese miedo que se convierte en la falta de tolerancia que todos los adultos profesan al mundo y lo van llenando cada vez más.

El miedo es humano, pero hay que superarlo. La intolerancia es un miedo a lo desconocido, a lo que nos es diferente o a lo que no se adapta a lo que nosotros queremos.

Según la RAE la intolerancia es la “falta de tolerancia”, y la tolerancia se define como:

2. f. Respeto a las ideas, creencias o prácticas de los demás cuando son diferentes o contrarias a las propias.

Entonces se puede decir que la intolerancia va a acabar siendo una falta de respeto. Y el respeto, que es un valor tan importante, al verse perdido…va carcomiendo ya la de por sí frágil relación entre toda la humanidad.
Ya todos conocen todos los motivos de intolerancia que arrastramos y de los cuales no nos hemos podido escapar… pero los hay desde los eternos religiosos/étnicos/sociales hasta la no tolerancia de un individuo por los deseos de otro cercano, un familiar o amigo.

Algo tan sencillo, tan “insignificante” como decidir qué queremos hacer con la vida puede llevarnos a un torbellino de dimes y di-retes, donde otra persona no acepta nuestras decisiones.

Al final, la vida de cada uno es eso, de cada uno.

Nota: esto solo fue una nota reflexiva xD…

 
1 comentario

Publicado por en 18 enero 2011 en Uncategorized

 

Etiquetas: ,

Sueños…

Le gustaba lo impredecible del arte de soñar.

Al caer de la noche y de la pesadez de sus párpados no sabía que nueva aventura podría esperarle en el descansar de su conciencia y en el olvido de vivir. Sólo se entregaba a la penumbra de su almohada con la calma del que ha dormido toda su vida y sabe que no es más que una muerte breve, un paso entre un día y otro.

Entre un mundo y otro.

Soñó más cuando fue niña.

Era algo diario, disfrutable y con mejores cimientos en la memoria de lo que eran los sueños de su presente rutinario. Ese ir y venir del día adulto le había hecho cansarse más y soñar menos…dormir mejor procurando olvidar. Pero aún saboreaba las delicias de los sueños cuando se presentaban en su mente perturbada por la oscuridad de una noche.

Era aún un gran y precioso misterio. El hecho de poder sufrir, llorar, reir, cantar, bailar, amar y ser tan feliz en algo que sólo estuvo en su mente un lapso de tiempo poco predecible…en medio de la nada de su noche. Misterio que la deleitaba cuando sucedía.

Se había visto en aquel cerro de helado y destellos de Sol radiante que había imaginado tantas veces en medio del valle que le vió nacer… sufrío perturbadamente con aquel cuento recurrente de terror con dos abuelos, un bosque y los gusanos emanando por doquier… palideció ante la felicidad ajena de un evento inesperado con la persona menos pensada… logró materializar los besos que no se había atrevido a robar… lloró al presenciar muertes que ni temía ni quería…

Todo tan verídico, tan real en su película mental y tan sentido…

Tan reales podían llegar a ser, que alegraban un día o cubrían de penumbra un amanecer a preferencia y disposición. Hacían temblar los nervios menos pensados y lograban invocar reflexiones sin sentido o trascendentes…

Siempre siempre

Siempre le gustó soñar…

 
1 comentario

Publicado por en 12 marzo 2010 en Uncategorized

 

Etiquetas: ,

Un año de “miaus…”

Este fin de semana cumplo un año de compartir el día a día con otro ser viviente, y que a pesar de todo y ser una mascota, definitivamente pasa a ser parte de lo que se puede considerar la familia que uno eligió.

Merlín me hizo pasar los primeros meses de su vida un montón de re-acomodos a lo que yo venía pasando como persona que vivía sola con su soledad. Ya había tenido mascotas, pero todas perros y fue un cambio distinto que me hizo tener que investigar cosas gatunas que desconocía.  Al menos lo logramos…

Pero si me dejó un recuento de daños este año que pasamos juntos:

  • dos bolsos hechados a perder
  • un cable de la plancha (que tuvo que ser remplazado)
  • dos pares de zapatos con mordiscos sin precedente.
  • una pulsera destrozada y como parte de su alimentación.
  • unos audífonos originales de mi MP3 😥
  • la nariz de una de mis muñecas de trapo … ¬¬’
  • varias camisetas con alguno que otro hueco producido por un arañazo mal dado
  • varias cicatrices en las manos y en los codos por jugar a las peleitas gatunas…!

Pero a pesar de todo, creo que ha sido un gatito bien portado, que se aguanta que lo mantenga encerrado en casa la mayor parte del tiempo (aunque ahora se pone molesto si no lo dejo ir a dar su vueltilla de las noches), que espera con paciencia la llegada de su compañera humana y que acepta su soledad como parte de la mía que le ha tocado vivir. Pero no me considero mala compañera, he tratado de tenerlo al día con sus vacunas, siempre con comida buena xD, con chineos y calientito y bien cuidado.

Y él me ha dado un despertar con alguien a quién dar los “buenos días”, la bella sensación de sentir que alguien me espera en casa y me necesita (aunque sea por la comida), ha sido el objeto de mis atenciones y de sentir que alguien depende aunque sea un poquito de mi. Y puede sonar egoísta, pero creo que es algo tan humano como querer. Querer tener atenciones con “alguien”, tener alguien a quien consentir, tener alguien a quien dar las “buenas noches” y te pegue maullidos despertadores cada mañana.

=) ha sido un buen año. Espero que me dure muchos más….

 
Comentarios desactivados en Un año de “miaus…”

Publicado por en 26 febrero 2010 en Uncategorized

 

Etiquetas: , , , ,

~ Aves de paso

De vez en mes es interesante filosofar un ratito sobre ciertas cosas en esta cosa llamada vida. Y una de las que nunca me terminarán de sorprender es esa capacidad de cada uno de nosotros seres humanos de impactar de algún modo en la vida de los demás.

Cuando estaba chiquilla siempre que preguntaban sobre el significado de nuestra existencia, sobre ¿qué crees que hacés acá? ¿para qué estamos acá? lo único que se me podía ocurrir era en esa capacidad tan interesante de trascender. Y, tomando en cuenta que la definición precisa de trascender hace referencia a “ir más allá de un límite”, pues yo misma podía definir lo que era para mi esa trascendencia.

Con ese pensamiento decidí entonces que el único motivo real para el que estabamos todos acá era para ir más allá del límite dentro de las personas que conocieramos en nuestras vidas. Y con ese pensamiento me quedé.

Es como tener un fuego que quema y que usamos dentro de nuestras relaciones con los que nos rodean. Si logramos quemar a alguien aunque sea un poco, hemos triunfado y trascendido. Es parte de esa experiencia, de eso que podemos enseñar y aprender, de mejorar y dejar en la mente de todos a los que conocemos y conoceremos.

Aunque esos a los que quemamos ya no estén, ellos habrán tocado a otros, a su descendencia y quizá algo, pequeño aunque sea, se halla ido de nosotros con ellos.

Entonces, de vez en mes es bonito retomar los recuerdos y darse cuenta de como han influido las personas en la vida. Familia, compañeros de estudio o trabajo, amigos. Los amigos es algo interesante, porque algunas personas los tienen de toda la vida y otros los tenemos por temporadas y hasta que Dios quiera. También las relaciones de pareja.

Y si ya sé, es algo tan normal y tan humano que muchos no le ponemos atención en medio del ruido. Pero es interesante.

Se hace un análisis, un equilibrio y normalmente todos nos dejaron algo: enseñanzas, compromisos, recuerdos, momentos, fotografías, tazas de café o chocolatito, paseos, canciones, delirios, conversaciones, ideas, olores, sentimientos y nostalgias.

Todo es ganancia y todas esas quemaduras del pasado nos hacen ser ese mundo que podemos decir que somos hoy.

Entonces, por más breve que fuera el instante, por más años que se mantuvieran esos encuentros… no todos somos aves de paso en las vidas ajenas.
Todos simplemente queremos trascender

 
Comentarios desactivados en ~ Aves de paso

Publicado por en 10 febrero 2010 en Uncategorized

 

Etiquetas: